Síguenos:

Blog
7 razones para seguir usando el email en las relaciones públicas

Con la diversidad de opciones de interacción que brindan las redes sociales y el uso cada vez más intenso de las mismas por parte de los departamentos de comunicación y marketing, podría considerarse que el email, como canal clásico de comunicación, tuviera sus días contados. Por lo que cabría preguntarnos:

¿Deberíamos seguir confiando en el email de “toda la vida” para transmitir nuestros mensajes a los stakeholders?

¿Debería el email seguir en el centro de un plan de relaciones públicas?

Para responder a estos interrogantes observemos algunos números:

En el Estatus 2014 de las relaciones con influencers realizado por Launchmetrics el correo electrónico ocupó la primera posición como canal para establecer una relación de calidad con líderes de opinión, por ejemplo.

De hecho para ese momento, David Soler, asesor de Marketing y Negocios digitales, nos comentaba al respecto:

“El emaemail relaciones publicasil no es solo la mejor vía para el primer contacto, sino que creo que es el menos intrusivo y en el que mejor puede presentarse una marca.”

 

 

En el Estatus 2015 de las relaciones con influencers ciertamente hay una variación. Twitter alcanza una buena posición en este sentido, quedando junto al correo electrónico en la palestra de los canales más usados en RR.PP; lo que quiere decir que las redes sociales comienzan a tomar su lugar en las estrategias de comunicación, pero que el correo electrónico sigue manteniendo su trono.

¡El email no ha muerto!

Aunque los escenarios cambien, las herramientas, como el email, se adaptan y evolucionan, renovándose y manteniendo su lugar. Es cierto que las redes sociales brindan grandes oportunidades para las relaciones con un determinado tipo de stakeholders, pero al menos por el momento, no sustituyen los valores intrínsecos del correo electrónico como se podría llegar a creer. Todo lo contrario de hecho y allí va el porqué:

  1. Un trabajador promedio invierte 14 horas semanales en gestionar su cuenta de correo laboral, según una investigación de Radicati Group. El mismo estudio también revela que, en el mundo corporativo, se envían 108.7 billones de emails al día y se estima que para el 2018 serán 140 los emails que recibirá y enviará diariamente un ejecutivo. Lo cual significa que a pesar de los nuevos medios el correo electrónico sigue y seguirá siendo una herramienta prioritaria de comunicación.
  2. Otra ventaja tiene que ver con la manera en que el correo electrónico se traduce en una herramienta de visibilidad. Un email bien diseñado con el seguimiento adecuado tiene un alto potencial para el posicionamiento en los buscadores. En este sentido, una redacción perfecta es esencial para crear contenidos interesantes que luego dirigirán a las páginas que nos interesa promover. El tráfico inducido desde el email representa entonces un incentivo tremendo para este posicionamiento.
  3. Existen ciertos datos en la gestión de la relación con los clientes que no pueden ser usados de forma tan consistente en las redes sociales. Sí, siempre se pueden crear listas en Twitter, LinkedIn y Facebook, pero lograr un enfoque tan específico como se logra con una base de datos bien segmentada a través del correo electrónico, es otra historia.
  4. El correo trabaja en conjunto con las redes sociales, al igual que las labores de social media marketing y de RR.PP. deben ir en paralelo pues se complementan no se solapan. De hecho, un buen email tendría siempre los botones a redes sociales y en casos de notas de prensa y comunicaciones más elaboradas se incluiría la opción de compartir el contenido de las mismas.
  5. El correo es la herramienta perfecta para la relación con ciertos contactos. Todos los documentos de “saber hacer” recomiendan lo mismo: usar el canal apropiado para cada grupo de stakeholders. Las redes son fuertes en cuanto a relaciones con los clientes, pero si uno quiere entrar en contacto con, por ejemplo, autoridades locales, organizaciones gubernamentales, etc., definitivamente Facebook no será la mejor opción.
  6. La capacidad de respuesta de una petición hecha por correo electrónico puede ser más precisa. Ciertamente redes como Linkedin y Twitter son cada vez más usadas para construir relaciones a medio y largo plazo. Pero para la comunicación a corto plazo el correo sigue siendo la mejor opción. De hecho se estima que en 3 correos ya se lograría una respuesta-objetivo.
  7. El correo electrónico es un canal perfecto para distribuir contenidos. Si el email se hace de acuerdo a las necesidades de interacción actuales y cumple con todos los elementos, es una herramienta ideal no sólo para establecer relaciones, sino para mejorar la reputación de las marcas y generar engagement. En Augure, por ejemplo, ofrecemos una funcionalidad llamada “Content-to-people”, que permite encontrar periodistas y blogueros que han escrito antes sobre un contenido similar, lo cual por supuesto, ayuda a mejorar las estrategias de comunicación en este sentido.

El email se reinventa

En la dinámica actual, el correo electrónico más que ir en decadencia, se repotencia y adquiere nuevas características:

  • El contenido que se comparte es interactivo. No se queda en el correo sino que se expande a los otros canales de comunicación (web, blogs, redes sociales, salas de prensa 2.0).
  • También es mucho más atractivo. Los gráficos, las imágenes impactantes y los vídeos explican mejor y con mejores resultados, los mensajes que antes eran sólo tarea de los textos. Las notas de prensa ahora son 2.0, brindando mayores posibilidades de comunicación.
  • El formato del email, se adapta a los nuevos dispositivos. Los correos han de ser diseñados y configurados para que puedan leerse satisfactoriamente desde móviles, por ejemplo, ya no como una opción sino como una necesidad. Esta infografía del 5º Barómetro Splio de aperturas de email marketing en móvil lo confirma:

email relaciones publicas

Lo que nos hace concluir que en las campañas de comunicación, lo más idóneo es conocer el potencial que ofrecen las distintas herramientas y utilizarlas según los objetivos que se persigan, y sobre todo según el perfil del destinatario al que se quiera enviar el mensaje, bien sea por redes sociales, o por supuesto por email.

Una frase de Cristina Aced, consultora de comunicación y bloguera, que comentaba en su artículo cómo hacer relaciones públicas en la era de los medios sociales, nos sirve de cierre:

No hay que obsesionarse con las herramientas, pero al mismo tiempo hemos de reconocer que son imprescindibles para pasar de la teoría a la práctica en relaciones públicas.

Para complementar la información, aquí tienes estos artículos, sobre el uso adecuado de los distintos canales de difusión en Relaciones Públicas:

Y … seguro que en tu estrategia de Relaciones Públicas combinas email y redes sociales… ¿Cómo es tu experiencia? ¡Coméntanos! ?

05_actualiza_tu_dossier

Launchmetrics Content Team

El equipo de contenidos de Launchmetrics está siempre a la caza de nuevas tendencias en el sector de la moda y la tecnología. Somos unos 'geeks' con estilo ¡y unos amantes de las buenas historias! ;)

Y tú ¿qué opinas?Cuéntanos tu punto de vista, sugerencias, o cualquier comentario que quieras dejarnos relacionado con este contenido

También te gustará

 

Optimiza tu próximo lanzamiento de producto Contacta con nosotros y pide una demo
Pide una Demo