Síguenos:

Blog
3 claves para lograr una relación de calidad con ‘influencers’

7 minutos de lectura

Alicia Perez

Una vez identificados los influencers ideales para una campaña, el siguiente paso es el contacto, la interacción, la relación con éstos; algo que se está convirtiendo cada vez más en un nuevo reto dentro de las estrategias de comunicación online.  Un reto que ya no se sustenta sólo con la clásica propuesta ¨destaca mi producto por dinero¨, o con invitaciones, regalos, intercambios, ni mucho menos con simples notas de prensa.

Hoy, para realizar una estrategia de calidad, es cada vez más imprescindible conocer y comprender las necesidades de ese influencer que tanto nos interesa. Ya no basta con tener nuestros objetivos claros y pretender que el líder de opinión en cuestión se adapte a ellos. La tendencia es en este momento, establecer relaciones espontáneas, sinceras y ajustadas a las expectativas de la persona que gestiona ese canal en donde queremos impactar.

Puede tratarse de cualquiera de los tipos de influenciadores que ya destacamos en este post sobre la pirámide del influencer Engagement. Puede ser un prosumer, un líder de opinión o una celebridad. En cualquiera de los casos hay un punto en común entre ellos: son únicos y de esta manera nos conviene tratarlos si queremos conseguir una participación exitosa en nuestro plan de comunicación.

En este sentido, aquí os dejamos 3 claves esenciales para ganar y mantener una relación de calidad con estos influencers:

Ponte en su lugar

Un influencer es ante todo una persona o personalidad que pertenece a un sector que le apasiona, interesada en generar contenido relevante sobre este y compartirlo con su comunidad.  Así que principalmente, la satisfacción de su trabajo, no es hacer dinero, ni renombre, sino conseguir este impacto y mejorarlo.

Con lo cual, cuando un influenciador recibe una propuesta que no ha pedido, debe evaluar el tiempo y el esfuerzo que le supondrá a él o a su equipo participar. Estudiar el efecto que provocará en su imagen y reputación, y analizar las modificaciones o ajustes que tendrá que hacer en su contenido.

Siendo así y si nos ponemos en su piel, ¿cuán golosa tendría que ser esa propuesta para que nuestro influencer primero haga todo este proceso analítico y posteriormente la apruebe?  Muchos proyectos, probablemente muy creativos y seguramente muy bien planificados, han fracasado de entrada por carecer de este sentido común tan básico a la hora de abordar a los influencers. Podemos pedir a esa persona algo que haría espontáneamente, pero no lo contrario.

Un ejercicio sencillo es pensar: Si yo fuese este bloguero, tuitero, experto…, ¿cómo reaccionaría ante la propuesta?, ¿qué hay de irresistible en ella para que la aceptara?, ¿qué ganaría?, ¿de qué manera va a mejorar mi contenido?, ¿qué aporte me daría?

Además, con nuestra acción, el influencer debe sentir -y hablamos de sensación más que de pensamiento-, que realmente es importante para nuestra estrategia, que hay una verdadera conexión entre nuestra marca y su contenido, que ciertamente él es una figura clave y por ello lo hemos elegido. Podríamos hablar de empatía, esa cualidad muy de estos tiempos y que sin duda, nos está permitiendo abrir más puertas.

Conoce a tu influencer

Para generar un vínculo real con ese líder de opinión que queremos seducir, tenemos que conocerle, a él y a su contenido. Hacer un seguimiento de sus canales,  sus movimientos o su actividad, es esencial. Podría tratarse de un influencer de un sector más específico o de una celebridad con suficientes propuestas de otras marcas. En cualquiera de los dos casos, estar al tanto de sus pasos, siempre es material valioso para nuestros planes y puede resultar clave a la hora de marcar la diferencia.

enrique-dans-influencer

Enrique Dans, experto indispensable de la comunicación digital, lo explica desde su experiencia:

¨…creo que lo más importante al tratar con influencers es sobre todo, el conocimiento real de la persona a la que te diriges…  la cantidad de veces que me mandan un mail con información que podría resultarme muy interesante y despertar en mí las ganas de informarme más… pero que al final piden directamente que escriba sobre ellos, como si no tuviera otra cosa que hacer, como si, una vez más, no hubieran leído nunca lo que escribo o por qué soy de algún modo relevante, matando por completo mi interés¨.

eva-sanagustin-influencer

Eva Sanagustín,  bloguera y experta también del sector del marketing de contenidos, coincide con Dans:

¨… creo que el factor más importante es la personalización… hace unos días, por ejemplo, recibí la invitación a un evento en Madrid pero yo no vivo allí… Es solo un detalle que me hace pensar que no han mirado mi perfil¨.

A partir de este conocimiento, podemos detectar cuáles son las motivaciones de nuestro influenciador y así determinar qué podría resultarle interesante. También debemos identificar sus necesidades y ayudarle a mejorar su canal, ofrecerle herramientas que faciliten su trabajo, darle soluciones para incrementar su influencia. Es lo bueno de esta ¨humanización¨ del marketing, que nos da más libertad para establecer acuerdos con campos de acción más amplios.

Ofrece honestidad y naturalidad

Más que presentarnos como una empresa con unos objetivos, es mejor que el influencer entienda que en todo momento está interactuando con otra persona o grupo de personas, que al igual que él, tiene unas necesidades y una forma de expresarlas. La mejor manera de hacerlo es utilizando un lenguaje sincero y cercano.

Las formalidades, las poses y las jerarquías de otros tiempos quedan en desuso, de hecho producen desconfianza. La misma comunicación actual lo impone: verdad y naturalidad ante todo, siendo imperativo evitar caer en la falsa diplomacia, pues podría originar reacciones como las que cuenta Dans: ¨estoy cansado de recibir mensajes que empiezan afirmando leerme desde hace tiempo y que a continuación me piden cosas que no he hecho jamás y contra las que escribo, demostrando que no tienen ni idea de a qué me dedico, lo que escribo o cómo pienso¨.  

Queda claro que lo ideal es lograr un trato relajado, amistoso y respetuoso al mismo tiempo. Un pacto entre iguales, de tú a tú, con las cosas claras desde el comienzo y apostar incluso por la futura complicidad.

En definitiva, hemos de comprender que los influencers llegan a tener ese poder por su valía, su talento, su valentía, sus habilidades o sus conocimientos, pero sobre todo por la experiencia que ofrecen a sus seguidores. Son ellos lo que han conseguido estimular al público al que queremos dirigirnos y generar afinidad. Así que una tarea primordial al relacionarnos con influencers es darles su lugar, respetar y honrar su entidad, ofrecerles campañas que los inspiren y generar confianza, pues todos estos valores serán sin duda, los que éste reflejará de nuestra marca hacia el exterior.

¿Has tenido experiencia relacionándote con influencers tú también?, ¿nos la cuentas…? 😉

Y tú ¿qué opinas?Cuéntanos tu punto de vista, sugerencias, o cualquier comentario que quieras dejarnos relacionado con este contenido

También te gustará

 

Awesome! We send you an email to confirm your subscription. Thanks!

Stay in the know with useful resources about the fashion, luxury and beauty industries

Optimiza tu próximo lanzamiento de producto Contacta con nosotros y pide una demo
Pide una Demo