Síguenos:

Blog
2020: El futuro del e-commerce en la moda y la belleza

Checklist para los e-commerce de moda Descubre las claves para que tu e-commerce conecte con el consumidor actual.

¿Cuál es el futuro del comercio electrónico? Esa es la pregunta que las marcas deben hacerse si quieren mantenerse al frente del juego. Porque en la lucha por la supervivencia, lo que importa es la habilidad de una marca para adaptarse. Acoger las nuevas tendencias y tecnologías y mantenerse relevante a las necesidades cambiantes de los clientes es fundamental tal y como te contábamos en nuestro último Checklist para los e-commerce moda.

Para las marcas hay una cosa cierta y clara: los productos relacionados con la moda siguen siendo la categoría número uno en las ventas online en todo el mundo y las cifras continúan creciendo.

Si deseas estar por delante del resto, acompáñanos mientras analizamos cinco de las principales tendencias que darán forma al futuro del e-commerce en los próximos años.

5 Tendencias que darán forma al futuro del e-commerce

Realidad aumentada (AR)

¿Cómo me quedará ese vestido? ¿Ese lápiz labial combinará con mi piel? Preguntas como estas pueden ser la barrera final entre un cliente y la compra online. Pero imagina si pudieras darles una manera de probar virtualmente un producto. La realidad aumentada tiene el poder de crear un nuevo tipo de experiencia del consumidor.

Aplicaciones de moda, como Gap’s Dressing Room, permite a los usuarios interactuar con productos 3D de alta resolución y ver cómo se ven desde todos los ángulos, según la forma y el tamaño de su cuerpo.

Mientras tanto, el reconocimiento facial, la misma tecnología que te brinda coronas de flores virtuales y orejas de cachorro en tus historias de Instagram, puede usarse para probar productos como maquillaje y gafas.

El gigante de los cosméticos Sephora ha estado investigando AR desde hace varios años. Su aplicación Virtual Artist utiliza la tecnología de reconocimiento facial para que los usuarios prueben decenas de miles de productos. Los usuarios también pueden ir a través de tutoriales de belleza donde cada paso se proyecta en su propia cara. 

Estas aplicaciones no solo son excelentes para el consumidor, también son una mina de oro de datos para las marcas. La aplicación AR de Smashbox Cosmetics para probar maquillaje, creada en asociación con ModiFace, utiliza la tecnología de seguimiento ocular para determinar qué productos y colores atraen más a los usuarios, proporcionando información valiosa sobre las tendencias de los productos.

Sin embargo, la tecnología AR es relativamente costosa y compleja. Pero a medida que evolucionan las técnicas de escaneo 3D y fotogrametría, modelar objetos será más rápido y económico. Y el mapeo 3D de objetos suaves como telas también se volverá más sofisticado, lo que llevará a una ropa virtual más realista.

Búsqueda por voz

La búsqueda por voz comenzó como algo novedoso. Podrías preguntarle a Siri por el clima o el significado de la vida. Ahora, la tendencia ha evolucionado mucho más. Según Comscore, el 50 por ciento de todas las búsquedas serán por voz en 2020.

Además de los smartphones, los asistentes de voz ahora viven dentro de altavoces inteligentes (como Amazon Echo y Google Home), televisores, relojes inteligentes y rastreadores fitness. Amazon incluso tiene un dispositivo activado por voz para fotografiar y elegir tus atuendos.


Cada vez más personas usan también la tecnología de voz como una forma de comprar.

Un estudio de 2017 de Walker Sands descubrió que casi un cuarto de los consumidores encuestados poseía un dispositivo controlado por voz, con una de cada cinco personas que lo usaba para realizar una compra impulsada por voz.

Esto presenta nuevas oportunidades y desafíos para los retailers de e-commerce. La optimización de motores de búsqueda (Search Engine Optimization – SEO) ya se considera el santo grial del éxito online: ahora la optimización de la búsqueda por voz se convertirá en una parte clave de ello.

Eso significa cosas como anticiparse a las preguntas del lenguaje natural y estructurar el contenido web correspondiente. O, por ejemplo, prestar atención a las frases de palabras clave más largas para capturar a los usuarios en cada etapa de intención a lo largo de su recorrido de compra online.

Personalización

Uno de los mayores desafíos del retail de e-commerce es cómo crear una experiencia de compra personalizada en ausencia del contacto humano. Las recomendaciones de productos basadas en las preferencias del usuario y las compras anteriores se han convertido en la forma más típica de hacerlo. Pero mirando al futuro, se esperan nuevos avances para cambiar el juego.

Un ejemplo es personalizar los resultados de los productos en función de las medidas de un usuario, como es el caso de Rakuten’s Fits Me. La herramienta permite a los clientes buscar únicamente artículos que se adapten a la forma de su cuerpo y les muestra cómo cada artículo se ajustará.

Este tipo de personalización no solo ayuda con la tasa de conversión, sino que también reduce las devoluciones. Según Rakuten, el retailer MUD Jeans ha registrado una tasa de devolución 38.8 por ciento más baja de los usuarios que compran con el sistema Fits Me.

Diseño simplificado

No todas las tendencias del futuro son sobre la complejidad tecnológica. Una tendencia creciente en el e-commerce ha consistido en volver a la esencia; crear algo tan ridículamente simple que vuelva a colocar el producto en el centro de la experiencia, sin campanas ni silbidos que distraigan al consumidor de encontrar lo que quiere. Esta tendencia ha sido apodada brutalista (sí, como el estilo arquitectónico): un retorno a los diseños menos sofisticados de los primeros días de la web.

¿Por qué es importante esta tendencia? Porque el diseño tiene una influencia fundamental en cómo se representa una marca online y en cómo un cliente interactúa con esa marca. Al volver a pensar en cómo se ve y se siente una tienda de e-commerce, se pueden crear nuevas experiencias de cliente. El sitio web de Yeezy usa un estilo brutalista. Te encuentras inmediatamente con una simple cuadrícula de productos sobre un fondo blanco con texto mínimo en una fuente primitiva. El proceso de compra es extremadamente simple, sin textos de marketing ni sugerencias de servicio al cliente.

YeezyWebsite-future-of-ecommerceCrédito de la foto: yeezysupply.com

A pesar de ser una de las casas de moda más prestigiosas del mercado, el sitio web de Balenciaga adopta un enfoque brutalista similar. Esta estética se refleja en la presencia en las redes sociales de la marca, creando cohesión y contribuyendo a la imagen ‘edgy’ de la marca.

Men Spring Summer 18 @sophie_delaporte

A post shared by Balenciaga (@balenciaga) on


El punto de partida de esta tendencia de diseño es que es importante que las marcas comprendan su mercado objetivo y utilicen el diseño del e-commerce como una manera de dar forma a cómo se siente un cliente al realizar una compra. Dependiendo de tu marca, eso puede significar crear algo brillante y lujoso, o puede significar ir en una dirección completamente diferente e inesperada. A medida que se despliegan las nuevas tendencias de diseño, mantente familiarizado con ellas y elige las que sean adecuadas para ti.

Compras sociales

Comprar en las redes sociales existe ahora, pero está lejos de ser universal. Las plataformas sociales aún están elaborando las mejores y más rentables formas de incorporar compras integradas. A medida que evoluciona esta funcionalidad, las redes sociales se volverán aún más relevantes como herramienta de ventas en el mercado del e-commerce.

La función Shop the Look de Pinterest permite a los clientes identificar fácilmente los artículos que se pueden comprar en las fotos y comprarlos sin tener que abandonar la aplicación. En la actualidad, esta funcionalidad está limitada a los EE. UU. y a los retailers particulares, pero es solo cuestión de tiempo antes de que se expanda. 

Las compras de Instagram también están listas para despegar de una manera enorme. Con más de 500 millones de usuarios activos diarios, la plataforma tiene un potencial increíble para el comercio móvil lucrativo. Y si bien la funcionalidad ha existido por un tiempo de manera limitada, es solo en 2018 que las publicaciones en donde se puede comprar están disponibles para las empresas en 44 países.

Victoria’s Secret es una marca que aprovecha las compras sociales utilizando posts en donde se puede comprar en Instagram para impulsar las ventas en la aplicación de sus más de 50 millones de usuarios.

 

future-of-ecommerce

 

Crédito de la foto: Victoria’s Secret

En los próximos años, se espera que las compras sociales se democraticen cada vez más. Más marcas utilizarán plataformas como Pinterest e Instagram para enviar productos, y más influencers, tanto macro como micro, harán que las fotos de sus atuendos sean comprables directamente por los seguidores.

Si bien las tiendas físicas están lejos de estar muertas, el comercio electrónico está creciendo a un ritmo que no se puede ignorar. Casi la mitad de todos los millennials, por ejemplo, preferirían comprar en sus smartphones, tabletas o laptops que en la tienda.

Es por eso que las tendencias de e-commerce anteriores se incorporan mejor en una estrategia de retailing omnicanal. Y estas no son las únicas. Desde la optimización de la tasa de conversión hasta el marketing de contenido, hemos cubierto más indicadores imprescindibles en nuestro E-commerce Checklist para marcas de moda y retail, disponible para descargar en este enlace.

e-commerce-checklist-sp

Launchmetrics Content Team

El equipo de contenidos de Launchmetrics está siempre a la caza de nuevas tendencias en el sector de la moda y la tecnología. Somos unos 'geeks' con estilo ¡y unos amantes de las buenas historias! ;)

Y tú ¿qué opinas?Cuéntanos tu punto de vista, sugerencias, o cualquier comentario que quieras dejarnos relacionado con este contenido

 

Awesome! We send you an email to confirm your subscription. Thanks!

Stay in the know with useful resources about the fashion, luxury and beauty industries

Optimiza tu próximo lanzamiento de producto Contacta con nosotros y pide una demo
Pide una Demo